Entretenimiento, Infórmate

Talento Local: Fotógrafos en Panamá

Según nos cuenta Wikipedia, la fotografía ​ es el arte y la técnica de obtener imágenes duraderas debido a la acción de la luz.​ Un arte que desde su invención (alrededor del año 1800) ha evolucionado y sido crucial para la documentación de momentos a lo largo de la historia de humanidad moderna.

Con el paso del tiempo ha ido evolucionando gracias a nuevas tecnologías y técnicas que han logrado convertirla más que una profesión, en un estilo de vida.

Al rededor del mundo, día a día se capturan miles de imágenes nuevas y Panamá no es la excepción. Al vivir en un país globalizado, en donde casi todo el mundo posee un dispositivo electrónico, muchas personas han encontrado en la fotografía un nicho que han logrado explotar a su máxima expresión. Es por eso que hoy en la segunda edición de “Talento Local” decidí entrevistar a Alex Guzmán, Pablo Alejandro, Juan Diego Caballero, Mariam Akabani, Rubén Quintero y Farah Garibaldo, 6 talentosos fotógrafos que poco a poco y con mucho esfuerzo han logrado dejar su huella en la comunidad fotográfica panameña.

¿Cómo decidiste entrar al mundo de la fotografía? ¿Puedes contarnos un poco de cómo descubriste este mundo?

Alex: Decidí entrar al mundo de la fotografía comprando una cámara profesional, ya que al tomar fotos con el celular a árboles, flores, animalitos pequeños y nubes, a mí y a mis amigos cercanos nos gustaba el resultado cuando se las mostraba. Luego de esto decidí que era momento de alcanzar otro nivel en donde se notara que había mejorado. En este caso dejar el celular y comprar una cámara profesional.

Descubrí este mundo porque sentí que tenía ojos para intentar encontrar la belleza a cosas simples, a cosas que usualmente vemos y normalmente pasamos por alto. Y esta fue la manera en que descubrí el mundo de la fotografía, tratando de mostrarle a la gente lo que yo veo a través de mis ojos y que se maravillen también.

Pablo Alejandro: Todo pasó super fluido. Un día mi padre trajo a casa una cámara de su trabajo súper vieja, súper en panga y la tomé porque estaba libre. Empecé a tomar fotos de flores, de plantas y me gustó. Con el paso del tiempo, estuvo de moda alrededor del 2015 el trend de las cosas tipo Tumblr. Entonces me quedé dizque “me gustaría tomar fotos así”.

Así que así fue como comenzó, queriendo imitar esa moda y recrear las fotografías. Pero como no sabía cómo tomarme fotos a mí mismo, empecé a tomarle fotos a otras personas. Me gustaba ver como esas personas que yo conocía y veía a diario empezaban a tomar otro personaje diferente y eran más seguros de ellos mismos. Todo esto me apasionaba mucho y descubrí que era algo que podía hacer todo el tiempo, me podía pasar toda la noche editando fotos. Así que decidí que lo iba a hacer más profesional y en 2016 empecé realmente.

Juan Diego: Hace cuatro años tomé una clase de arte donde nos pedían traer una cámara. Ahí me enseñaron sobre los elementos del arte aplicados en fotografía (valor, espacio, color, etc), y teníamos que tomar fotos cada semana. Lentamente empecé a traer mi cámara a todos lados tomando fotos de los eventos que hacíamos en la escuela.

Ahí noté que me gustaba tomar fotos de personas, sus acciones y reacciones. Me gustaba ver como reaccionaban al ver las fotos que les tomé. Cuando me gradué, seguí tomando fotos y empecé a ver vídeos para aprender más. En 2017 me compré mi primera cámara con mi propia plata, un buen lente, un paquete con luces, trípodes, reflectores en línea y empecé usar mi cuarto como un “homemade studio”.

Les pedía a mis amigos que vinieran para que les tomara fotos y convertí mi Instagram personal a una cuenta de fotografía y compartí las fotos que tomaba. Tiempo después me empezaron a contactar personas para que les tomara fotos y empecé a cobrar. Me contactaron compañías para trabajar y personalmente también fui a lugares a ver si me contrataban. Fui a restaurantes para fotografiar platos y cócteles. También empecé a tomarle headshots a actores ya que yo era parte del mundo de la actuación también. Lo único que no cambia es que sigo tomando retratos.

Mariam: Yo nunca decidí formalmente “voy a entrar al mundo de la fotografía“, lo empecé a hacer cuando tenía 14 años, compré libros, empecé a leer blogs en Internet, tenía un Ipad y tomaba fotos con él. Ahorré durante un año entero y me compré una cámara semi-profesional. Descubrí este mundo porque mi abuelo nos hacía fotos a mi mamá, a mí y a mi abuela con una Kodak desechable. Las revelábamos y nos sentábamos a verlas los fines de semanas y me contaba historias. Básicamente lo descubrí gracias a él y su amor a capturar cada momento bonito a lo largo de nuestras vidas.

Rubén: Tenía como 12 o 13 años, una vecina se había comprado una Lumix dmc-fp1 y cuando salíamos a jugar el escondite o rayita, yo me ponía a tomar fotos mientras jugábamos. Eventualmente le pedía la cámara prestada para tomarnos fotos y me gustaba demasiado el poder capturar momentos. De tomarle fotos a plantas y cosas en la calle, me fui adentrando a hacer retratos. Luego, en 2012, mi papá me regaló una Canon t4i (que es la cámara que aún uso) y estaba fascinado con poder experimentar.

Fui a uno de los cursos dirigido por Tito Herrera, que Canon regalaba al comprar la cámara y ahí aprendí a usar mi cámara en modo manual. Participé en Snap Photo Club con Liz Pinto y Rod Herrera, de quienes aprendí mucho y descubría cada vez más del mundo de la fotografía. Ahí y a través de las redes sociales conocí muchos fotógrafos nuevos como yo, otros ya más experimentados y poco a poco fui adentrándome a este mundo.

En los últimos años he trabajado mucho con Yassell Chapman, de quien he aprendido muchos trucos y he obtenido más conocimiento de cómo hacer producciones y la fotografía como negocio.

View this post on Instagram

I just need to speak my brain

A post shared by Rubén Quintero (@rubenquinterophoto) on

Farah: Todo empezó cuando mi mama y yo íbamos a la playa y ella le tomaba fotos a la gente surfeando. Desde allí tuve un gran interés en hacer fotos, estaba muy niña y hacía fotos random con la cámara vieja de mi madre.

Luego cuando sacaron el Iphone 4 y me enamoré de la cámara, no paraba de tomarle fotos a todo lo que veía. Mi mama siempre me decía que tenía buen ojo a pesar de estar muy chiquita. Luego me empezó a gustar tanto y empecé a crecer so decidí irme por algo más profesional y me compré una cámara a los 16 años. Fue ahí donde empecé a reunir amigos para empezar a practicar y tomar mis primeras fotos a personas, luego me di cuenta de que a la gente le gustaba lo que hacía y me llenaron de entusiasmo para poder lograr ser lo que soy hasta ahora. No es algo que tenía en mente sino que solo surgió.

View this post on Instagram

________ @kndla_lore

A post shared by Farah Garibaldo (@farahphotography) on

Para ser fotógrafo la creatividad, la inspiración y las tendencias son factores primordiales en este campo. ¿De dónde sacas la inspiración para tus trabajos?

Alex: Al principio en la fotografía y en cualquier otro arte, para mí se me hacía difícil encontrar la inspiración y tener creatividad. Luego con el tiempo, las cosas básicas que hacía al principio se volvieron complejas y todo fue por unir muchos aspectos, desde la música que escuchaba hasta los colores que veía día a día. Poco a poco iba combinando una arte con otra. Por ejemplo: Escuchaba una letra de una canción y yo quería plasmar esa letra, esa frase de la canción y plasmarla en una imagen. Mezclándola con sentimientos para llegar a las personas, y esto lo hacía prácticamente caminando todos los días por las calles tratando de encontrar escenarios y personas que me transmitieran eso. Para yo en la foto poder transmitirlo.

Pablo Alejandro: Mi inspiración ha venido de demasiadas cosas, de programas de tv, cómicas, paredes, edificios, obviamente de Internet y redes sociales; tengo como fuente principal a Pinterest. Siempre le presto atención a todo lo que me rodea, la naturaleza, vídeo-juegos, música, a veces alguna combinación de colores que veo en la calle.

Todo lo colorido que está alrededor mío me da inspiración e ideas.

Juan Diego: Yo siempre he pensado que mi inspiración es simple: solo pienso en el objeto que tengo enfrente mío, la mayor parte del tiempo es una persona. Y solo me enfoco en tener una conversación y conocer al que tengo frente a mi. Mi foto depende de no solo de entender si no también de mostrar a la persona en su estado más real. Por eso trato que todo sea simple: cámara, una o dos luces, y pared.

A mi me gustan los pequeños detalles que todos tenemos. La cara ya nos da una narrativa personal de lo que está pasando dentro de la mente de alguien, hasta cuando tratamos de esconder algo. Al final del día, yo quiero saber que de una de las 100 fotos que tomé, haya logrado captar un momento real con la persona.

Mariam: La inspiración para cada uno de mis trabajos trato de sacarla de mi cliente a medida que voy conociendo a la persona. En qué posición está en su vida, a qué se dedica, si es mamá o si es papá, si es estudiante, si está por graduarse. Trato de conocer a la persona y a partir de su gusto y las cosas que me comparte, trato de crear una paleta de color, un esquema de luz. Realmente trato de inspirarme en el sujeto en general. Por otro lado también me gusta inspirarme en fotógrafos muy grandes como David LaChapelle, Mario Testino y Castel Díaz, hay fotógrafos increíbles que me encantan (a pesar de que nuestro trabajo es totalmente diferente).

Rubén: De todos lados. Creo que soy muy observador y pienso que en lo pequeño podemos encontrar lo grande: ir caminando en la calle y ver a las personas, la arquitectura, los vídeos musicales, revistas, documentales, películas y otro tipo de artes gráficas también me ayudan a ampliar mi conocimiento y me da inspiración. Todas esas cosas me dan el criterio de decidir qué me gusta y qué no me gusta para lo que en futuro quiero crear. Además, me inspiro mucho del trabajo de otros colegas, de las redes sociales y de la moda.

View this post on Instagram

Must be something in the water…

A post shared by Rubén Quintero (@rubenquinterophoto) on

Farah: La verdad no soy muy de planear mis fotos, no hay una historia a través de ellas sino que las dejo a visión del espectador. Siempre que hago fotos dejo que salga lo que salga, y me encanta porque la gente siempre se termina inventando algo a través de mis fotos, lo cual los hace a ellos también parte de mi arte.

La fotografía en Panamá como negocio creció enormemente gracias a las redes sociales, pero un caso que se ve mucho es que las personas prefieren adquirir servicios baratos. ¿Crees que la gente valora esta industria como tal?

Alex: En verdad, éste al igual que otros artes no se valoran mucho en Panamá. Pero poco a poco la gente va destapando su vista frente al arte que sigue siendo una profesión más. No se valora como tal pero se está valorando más que antes y espero que en un futuro se valore de la manera justa. Los fotógrafos deben darse a respetar y no poner precios bajos y si eres uno amateur y apenas estás empezando, ya es diferente.

Pablo Alejandro: Me parece que esto sí es un caso que se da bastante. Hay mucha gente que está cobrando barato, que está ofreciendo estos servicios fotográficos a un precio bastante accesible. Pero yo pienso que todo es por mercados, las personas que adquieren ese servicio es porque eso es lo que ellos quieren, es la calidad que ellos desean, con lo que están conformes y lo que están dispuestos a obtener.

Yo creo que todos los artistas debemos estar dispuestos a trabajar lo suficiente para lograr vender nuestra calidad y nuestro valor en vez de nuestro precio. Nuestra experiencia, nuestra creatividad y que el precio sea solo algo añadido. Hacerle saber a las personas que lo que nosotros sabemos hacer no es por precio sino por lo que realizamos.

Juan Diego: No. Como ustedes también saben, hay muchas personas que piensan que pueden pedir trabajo barato o gratis, usando el incentivo de “más followers” u otros factores incontrolables como reemplazo de dinero. Este problema no solo se encuentra en la fotografía si no en muchas otras artes, porque, y por favor perdonen mi tono un poco más serio, en Panamá aún no ven a las artes como un trabajo serio.

En mi opinión lo que trae un problema es que ahora todos tenemos una cámara en disposición, nuestros celulares. Entonces el que quisiera empezar a tomar fotos y darse un título de “fotógrafo” puede hacerlo, y eso está completamente bien mientras que tengan buenas intenciones al hacerlo. Creo que aún falta mucho tiempo, hasta que las personas entiendan que el artista está ahí para añadir valor al proyecto, no para quitarles nada. Y eso es algo que tienen que valorar respectivamente.

Mariam: Gracias a Dios la fotografía ha crecido gracias a las redes sociales porque tenemos Instagram, tenemos Facebook, Linkedin. Todo el mundo está haciendo fotos de alguna forma u otra. A pequeño o gran negocio, todos estamos haciendo fotos. Pero la parte de que la gente valore la industria como tal no. No la valoran, no la respetan, no respetan el trabajo del artista en muchos casos y si valoran tu trabajo muchas veces quieren salirse con la suya. Colocar precios extremadamente bajos es algo que deteriora mucho el gremio.

Conocemos que la situación en Panamá no está fácil, pero yo creo que tampoco es necesario que uno tenga que bajar los costos de un servicio que tú estas ofreciendo. Lo peor del caso, es que uno a veces ofrece servicios extremadamente completos, como yo que ofrezco maquillaje, styling, asesoría y hasta fotos impresas, porque trato de rescatar esa parte. Y las personas simplemente dicen “yo no quiero eso”. Poco a poco el gremio lo han tirado abajo porque los fotógrafos emergentes están cobrando muy poco y es por ignorancia, porque no han recibido la orientación correcta de cuánto una persona debe cobrar por su trabajo.

Rubén: Creo que nosotros mismos debemos darnos el valor que merecemos. Un fotógrafo que tiene poca calidad y poca experiencia, es muy probable que cobre barato; el que sabe más y tiene mejor calidad, pondrá a su trabajo el precio que piense adecuado.

Es importante no dejarnos llevar por el querer vender rápido y tirar los precios al piso porque dañamos el mercado de los que sí tienen un precio “justo” y desvalorizamos todo lo que hacemos para lograr un buen producto. A parte de esto, he visto que sí hay personas que valoran la industria de la fotografía y están dispuestos a invertir con tal de recibir buen arte.

View this post on Instagram

Tonight I'm gonna dance for you… Georgina feat Kiki

A post shared by Rubén Quintero (@rubenquinterophoto) on

Farah: Siento que en Panamá no se valora mucho lo que es la fotografía cuando se trata de precios, las personas lo ven caro porque dicen que solo es el simple hecho de hacer un click, pero no saben todo lo que conlleva. La fotografía es algo mas allá que solo un click, yo cuando empecé a monetizar mi trabajo me di cuenta que todo el proceso y dedicación tiene que ser valorado al máximo. Si bien es cierto, las personas deben tener en cuenta que siempre va a haber precios bajos y altos, pero esto depende de la experiencia del fotógrafo y la calidad que quieran del trabajo que estén buscando.

Hay diferentes tipos de géneros fotográficos ¿Cuál crees que es el que te hace destacar dentro de esta comunidad?

Alex: Al principio tomaba de todo, pero para destacar lo que hice fue mezclar el landscape, osea los paisajes, con los portraits. Mezclaba el sujeto con con la naturaleza y salían cosas interesantes. Poco a poco empecé a transmitir cosas a través de las fotos y la gente se sentía identificada y capturaban los sentimientos que yo les transfería.

View this post on Instagram

2018 #panama

A post shared by Barboza (@longlifealex) on

Pablo Alejandro: De la fotografía como tal, creo que he probado todos y casi todos los tipos de fotografía me gustan. Pero me siento más orgulloso cuando hago trabajos de fashion o retratos. Pero más que eso, siempre que le ponemos un label a lo que nos categoriza. Por eso en general no me podría definir con un tipo de fotografía específico y me gusta no poder definirme, me gusta que mi estilo sea bastante variado y que no se pueda encontrar nunca una definición para las locuras que yo hago. Solo me aseguro que sea algo que me guste, que me inspire y me complazca visualmente.

Juan Diego: Como mencioné antes, desde el principio decidí enfocarme en retratos. Además de eso, me gusta tomar fotos de eventos, como conciertos o fiestas. De todos modos aun estoy tomándole fotos a personas mas que nada.

Mariam: El estilo de género fotográfico que yo tengo es bastante particular, porque dejo mucho a la persona ser ella misma, ser él mismo. Para mí es de suma importancia que cuando vean las fotos no digan “¿Quién es este?”. Yo siento que para mí, mi estilo es muy fresco, muy juvenil, muy relax. Trato de que siempre las cosas se vean pulcras, siempre nítidas, pero me gusta que las fotos sean espontáneas tipo cándidas. Esto es es primordial.

Yo siento que mi estilo es puramente cándido, es el sujeto en sí. Ya el trabajo de post producción es mío, el coloring y todo eso, es ahí cuando pongo mi estilo. Ese estilo de retratos es el que a mí me define de otros colegas.

Rubén: La gente, sus caras. Es lo más interesante que he encontrado hasta ahora porque me permite mostrar lo que mis ojos ven del sujeto y exponerlo según mi criterio. Es un modo de atravesar puertas cerradas. Me parece interesante lo que las personas ocultan.

La fotografía es entrometerse en alguien, tener intimidad con el sujeto. Es lo que más disfruto hacer y, honestamente, es lo que mejor se me da. También me encanta participar en producciones de moda y comerciales porque, a pesar de que casi siempre sólo se muestra el resultado final, todo lo que se hace para conseguir la toma perfecta es un sentimiento inexplicable.

View this post on Instagram

We'll make heaven a place on earth.

A post shared by Rubén Quintero (@rubenquinterophoto) on

Farah: Yo me siento destacada en fashion photography. Mi pasión por ser stylist la uní con mi pasión por la fotografía y es algo que he logrado evolucionar a través del tiempo. Juntar mis dos pasiones favoritas es lo mejor que he podido hacer.

¿Qué mensaje alentador o consejo puedes darle a todos/as esas personas que quieren entrar y aprender sobre fotografía?

Alex: Practicar. Practicar mucho, no importa a qué le quieras tomar foto. Tómale foto a las nubes, las plantitas, a las flores, todo todo todo cuenta. Poco a poco encontrarás tu estilo y demostrarás que lo que tu haces está bien cool. Tienes que darte cuenta de que lo que tú mismo vas a hacer es interesante y si no te lo crees, nadie se lo va a creer. Así que ese es mi consejo: practicar mucho y tener visión.

View this post on Instagram

Improvisando ando. #panama #portrait #photography

A post shared by Barboza (@longlifealex) on

Pablo Alejandro: Todos, todos nacimos con talentos que merecemos explotar y si tú de verdad tienes ese anhelo y es algo que te gusta y te hace feliz sobretodo, definitivamente tienes que seguirlo y elegirlo como estilo de vida. Muchas personas tratan por irse por carreras de abogado, ingeniero, lo cual no tiene nada de malo, pero si tú de verdad sientes pasión por el arte, tienes que seguir lo que te apasiona. Va a ser difícil, tiene que ser difícil para que puedas crecer dentro del área que quieres, pero si es tu pasión y te hace feliz tienes que hacerlo.

Me gustaría también decirle antes de terminar, a todos aquellos que quieran empezar en la fotografía que no hagan lo que yo hice: imitar. Busquen quiénes son ustedes y no se queden en el “qué estarán haciendo los demás para yo hacerlo”. Busquen algo nuevo para aportar a la comunidad de la fotografía. Y sí, es así como esa frase tan cliché y tan Disney que es “Sé tú mismo” pero es la más acertada. Porque todos somos únicos y fuimos hechos de manera diferente. Esta es una comunidad que está bastante saturada pero mientras seas único y original siendo tú mismo, vas a sobresalir.  

Juan Diego: Para los que no tengan cámara aun estos días hay buenas opciones de cámaras, y baratas. Si conocen a un fotógrafo, pidan que les recomienden una cámara, o entren a Youtube donde hay bastantes vídeos donde recomiendan cámaras de todo tipo y precios. Si en verdad no tienen la plata aun, practiquen con lo que tengan; su celular.

Estos días los celulares tienen una capacidad increíble para lo compactos que son. Para los que ya tienen cámara y quieren seguir, salven plata y compren un buen lente, eso es más importante que el cuerpo de la cámara (también hay vídeos que hablan sobre eso y cuáles lentes son buenos para empezar). Y para todos: hoy no hay excusa para no aprender.

Si son mayores y pueden, Panamá tiene todo un mes dedicado a la fotografía en donde se dan cursos y talleres de todo tipo de géneros. Y como dije antes, Youtube tiene demasiados vídeos con expertos hablando sobre cámaras. Qué significa cada pequeño botón, cómo y por qué tomar la foto de un modo u otro, cómo editar fotos de paisaje o de retratos, etc. Estos vídeos aplican para ambos principiantes y expertos. Finalizando, lo que en verdad importa es que no dejes que nadie te diga qué hacer con tus fotos. Aprende todo lo que quieras, pero nunca copies. Crea tu arte, y no dejes que nadie te diga cómo hacerlo. La fotografía te da esa libertad. Haz lo que te dé la gana, lo que te haga feliz.

Mariam: Para mí lo mas importante y lo que más me ha hecho crecer es haber estudiado, es tener un pensum del tema. Yo estudié fotografía y nunca voy a tener palabras suficientes para agradecer todo lo que aprendí en todo ese tiempo. Definitivamente es necesario asistir y hacerte aprendiz de una persona que tenga bastante conocimiento. Hay muchos tips, hacks y tricks en youtube, montones de master classes, pero nada me ha hecho aprender más que sentarme y escuchar a una persona y verla en acción. Que me enseñe, que me diga por qué esto, por qué aquello y cuál es la mejor ruta para hacerlo.

No se estanquen en ver vídeos de Internet, esas cosas ayudan mucho pero al final y al cabo son tendencias, y las tendencias son chéveres y duran un tiempo. Pero es necesario llegar a la pura esencia de tu trabajo y eso es un proceso. Si quieren entrar este gremio es muy abierto y hay muchísimas personas, pero enfócate en tu trabajo. Busquen inspiración pero nunca se comparen. No ser igual que los demás es lo que te va a diferenciar del resto y es por eso que te van a contratar.

Rubén: Toma fotos. Si puedes hacerlo todos los días, hazlo. Solo así se mejora.
Conoce tu cámara y experimenta. Encuentra lo que más te gusta fotografiar y trata de hacerlo cada vez mejor.

Convierte la fealdad en algo bello.
Deja de pensar en hacer las cosas y hazlas.
Siempre ten presente que en el arte no se compite, se comparte.

View this post on Instagram

Nos faltan años luz

A post shared by Rubén Quintero (@rubenquinterophoto) on

Farah: Como fotógrafa te recuerdo tener en cuenta 1) la paciencia. No todos los clientes son fáciles de trabajar, 2) constancia. No pares de practicar y hacer lo que te gusta, la fotografía es un mundo lleno de cosas para aprender y de la que siempre sacarás algo nuevo. 3) organización. Dependes de tu orden y tu tiempo, así que ten estos factores siempre en cuenta. 4) humildad. La fotografía es un campo enorme lleno de talento, y eso no quiere decir que tu trabajo sea el mejor ni tampoco el peor, pero es importante (por lo menos para mí) mantener siempre la humildad en alto y valorar tu trabajo. Así como también puedes llegar a valorar el trabajo de otros.

¡Conoce más sobre estos increíbles fotógrafos y su trabajo en sus redes sociales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s